jueves, 3 de julio de 2008

la inconmensurable belleza del desierto

La Inconmensurable Belleza del Desierto……………………………………………….

La Estética y La Belleza, estos dos términos tienen mucho que ver el uno con el otro y con un tercero que es el arte. Arte, es aquella virtud o industria para hacer arte y puede además significar el conjunto de reglas para hacer algo. En donde el hombre por un lado hace arte y por el otro es espectador. Khan decía que se deben establecer las propiedades del arte.
La estética antigua busca los hechos del arte y la estética moderna busca explicarlas. Mientras el concepto de lo bello se asociará a la filosofía en el siglo V antes de Cristo. Y para la época clásica la estética se relacionará con el Canon de Pericleto. Constituyéndose las leyes canónicas de 3 elementos fundamentales: fundamentos filosóficos generales, la observación de los seres orgánicos y el conocimiento de las leyes de estética. Es entonces que la estética en el período clásico tiene una predilección de formas orgánicas, las proporciones, siendo además la estética del arte clásico una belleza realista, estática y una belleza psicofísica. En donde la representación de los escenarios es de gran influencia y se produce un cambio del arte; pasándose de cómo son crónicamente los hechos a como se le parezca hacer o percibir. Considerándose la estética clásica dualista: lo bello y el arte.

Sin embargo en el mundo clásico arcaico, anterior al siglo V antes de cristo, en el gobierno de Pericles, la estética se veía asociada a las formas geométricas rígidas y muchas de las formas son inspiradas por la estética oriental. Los filósofos jonios van más allá a lo material, el empirismo, el hedonismo, mimetismo e inspiración; considerada como un soplo de locura. Y los sofistas, en este período, se centran en el valor de la palabra haciendo un intento por separar lo que es belleza de lo que es arte. Y Sócrates fue enemigo de los sofistas; introduciendo el bien y la verdad como valores absolutos y el valor moral de la belleza. Se presentan grandes filósofos griegos como Platón sobre los términos de belleza y arte diciendo que “la idea es el referente y algo es bello si se acerca a este referente”. Estableciendo la tríada plutoniana: la verdad, la bondad y la belleza. El arte era algo que tenía un fin y la belleza sólo puede ser captada por la mente. Aristóteles también argumentó sobre estos términos de arte y belleza y decía: “todo arte es producción pero no toda producción es arte”.
Sin duda nuestra producción local vive un segundo aire, después de aquellos años 60, donde las corrientes del simbolismo y la nueva figuración, emergieron como soplidos de las influencias latinoamericanizadas, fusionadas con una paleta de colores ocres, rojos y negros, que destacaron más allá de las circunstancias históricas y su sucesión de hechos.
Hoy la producción es variada y sin un discurso político unificador, cómo decía Waldemar Sommers es una época de fusión-confusión de técnicas y estilos. (Catálogo Aquellos años 80, Museo nacional de Bellas Artes.)
La inconmensurable belleza de nuestro desierto, nos regalará próximamente un hito, que será la Trienal de Arte, con el sello de ser un evento nacional.
¿Cuáles será los nombres de artistas antofagastinos que harán historia en 30 años más, cuando se publique el libro, ARTE 2000?

Salvador lauriani olivares

Julio 3/2008

2 comentarios:

Palbo dijo...

Aborrezco a los spammers.

Marcela dijo...

Salvador:
Gracias por las interesantes referencias de la historia del arte, siempre necesarias, pero no siempre consultadas por quienes no estamos inmersos en el "inconmensurable" mundo del arte.Recordarlas me lleva a revisar las "formas" de mirar.Ojalá sean herramienta que abran ojos oidos y sentidos a creadores frente a esta belleza nortina q es regalo de inspiracion.